RESIEMBRA DE OTOÑO

En canchas de fútbol y parques donde la carpeta cespitosa está formada por especies de verano como la Bermuda, las cuales entran en dormancia con las primeras heladas; se debe realizar una resiembra en otoño para poder tener un césped de calidad en el invierno.

La resiembra de otoño consiste en esparcir semillas, generalmente de especies de invierno; sobre el césped instalado. De esta manera mejora la apariencia en el invierno, protege al césped en dormición del desgaste del pisoteo y de la competencia con las malezas en la primavera cuando las especies de verano todavía no han brotado.

La época de resiembra dependerá del clima del año. Generalmente la fecha se extiende desde fines de Marzo a principios de Abril.

Por lo general se resiembra con Ryegrass anual (Lolium multiflorum), pero también se pueden usar blends que son mezclas de diferentes variedades o cultivares de una misma especie o mezclas que son la combinación de 2 o más especies.

La densidad de siembra recomendada para canchas de futbol es de 8 a 10 Kg/100m2 y en parques y jardines es de 4 a 5 Kg/100m2

Las tareas previas son el control de malezas con herbicidas selectivos, si es necesario realizar una aireación, corte vertical y topdressing, luego un corte bajo para lograr mejor contacto de las semillas con el suelo.

Se resiembra en forma uniforme y preferentemente cruzado, se puede tapar con arena o tierra fina y luego conviene pasar un rolo liviano para que la semilla tome contacto con el suelo.

El primer riego será profundo y luego se debe mantener la humedad permanente con riegos livianos y frecuentes hasta la germinación y el establecimiento de las plántulas.

Realizar una fertilización con fosfato diamónico favorece el enraizamiento.

De esta manera logramos un buen aspecto de nuestros espacios verdes en épocas de invierno.