Los residuos juntos son basura, separados son un Recurso

¿Te sumás a separar los residuos en tu hogar para hacer de nuestra comunidad un lugar más sustentable?

LA SEPARACIÓN en origen es la primera etapa de toda Gestión de Residuos Urbanos. El paso siguiente, que es la recuperación y/o reciclado dependen fundamentalmente de esta acción.

SEPARAR los residuos en origen es clasificar los materiales entre recuperables o reciclables y los no reciclables en el hogar, lugar de trabajo, estudio o esparcimiento u otros lugares en donde se desarrollen actividades diariamente.

Comúnmente hablamos de reciclar cuando sacamos los residuos en bolsas a disposición de los recuperadores para su tratamiento posterior. Es importante diferenciar cada una de las acciones que culminan en el proceso de reciclado

¿CUÁLES SON LOS PASOS?

El primer paso es SEPARAR, en cada uno de los ámbitos en los que nos movemos, debemos identificar todo aquel material inorgánico que podría ser reutilizado. La mejor manera de hacerlo es:

1. Hacer una lista de materiales reciclables que producimos a diario para reconocerlos y tenerlos presentes: papeles y cartones, plásticos, vidrio, metales, periódicos, cajas, revistas libros, canastas de huevos, hojas y tubos de cartón, bolsas, juguetes, tarros, envases de gaseosa, vajillas, vasos desechables, botellas gaseosa, frascos, vasos, recipientes diversos, latas, aluminio, cobre, plomo, acero y similares.

2. Disponer en las bolsas plásticas adecuadas, verificando que todo esté limpio y seco.

3. Entregar al reciclador (o recuperador) de tu barrio o depositar en los contenedores especiales que existen.

REUTILIZAR es dar un nuevo uso a un material u objeto. Este nuevo uso puede ser el mismo para el cual fue fabricado o puede ser diferente. Por ejemplo, en los hogares u oficinas se puede reutilizar papel escribiendo o imprimiendo la cara en blanco de impresiones fallidas o en desuso; las latas de conservas pueden ser convertidas en lapiceros y los envases de tetra-brick, en maceteros, solo por dar algunos ejemplos. La donación de objetos y materiales en desuso es otra de las formas en que éstos extienden su ciclo de vida.

RECICLAR los materiales, consiste en someterlos a un proceso físico o químico para obtener una materia prima o un nuevo producto. Por ejemplo, las fibras de las botellas plásticas son usadas para confeccionar ropa sintética, macetas, baldes, juguetes, entre otros; los envases de tetra-brick pueden convertirse en un material que sirve para construir muebles y paneles; el vidrio puede reciclarse en un 100%, al ser fundido y moldeado para fabricar nuevos productos.

Si querés recibir más información para sumarte y reciclar en Nordelta, contactate con el Servicio de Atención al Vecino a sav@avn-nordelta.com.

 

 

                               FOTO 3 - A         FOTO 3 - D