El peligro del uso del Celular al volante

Ponele un “Me gusta” a la vida

Es alarmante cómo, casi sin darnos cuenta, el tiempo y las “agendas complicadas” nos marcan el ritmo minuto a minuto. Así, con esa urgencia y a contrarreloj – porque el tiempo nunca alcanza – intentamos apurarnos, “corriendo al volante” para llegar a horario donde sea que debemos llegar. Casi de manera automática, cual “postas” que debemos alcanzar en esa carrera imaginaria, nos subimos al auto, ponemos la marcha y salimos velozmente para sentir que ya casi llegamos, aún sin haber salido.

¿Será que la inmediatez con la cual nos acostumbramos a vivir minuto a minuto nos acostumbró a no diferenciar lo importante de aquello verdaderamente irremplazable? ¿Acaso vale más llegar a tiempo o responder en ese mismísimo instante – volante de por medio - un chat de WhatsApp, una llamada entrante, comentar una foto en Facebook o sacarnos una Selfie para subir a Instagram, que cuidar nuestra vida y la de otros? En la teoría todos coincidimos que la vida, la única que tenemos, es lo más importante. Pero, realmente en la práctica ¿actuamos en consecuencia? La respuesta es NO. Por lo menos, así lo demuestra un nuevo estudio de la ONG Luchemos por la Vida (www.luchemos.org.ar).

El relevamiento midió el uso de teléfonos celulares por parte de los conductores en días hábiles y horario laboral de 10 a 18 horas. ¿Los resultados? El 13,3 por ciento usa el celular mientras conduce. Es decir, hay aproximadamente 186 mil conductores usando un celular, simultánea y constantemente, pese a que está prohibido. Estos conductores circulan distraídos, con su capacidad de conducir disminuida como si estuvieran alcoholizados, en relación a su desatención y lentificación en su reacción, entre otros efectos, y peor aún, en la mayoría de los casos, conduciendo a ciegas ya que la modalidad del mensajeo es mayoritaria, lo que implica estar mirando y atentos a la pantalla en lugar de focalizarse en el tránsito.

No utilicemos el celular ni otros dispositivos que causan distracción y tensión al conducir. La telefonía celular constituye una herramienta muy útil en la comunicación actual pero al volante aumenta el riesgo de accidentes en un 70 por ciento.

Pongámosle un “Me gusta” a la vida.

Nuestra seguridad y la de toda la comunidad están antes que cualquier llamada.